Desgravaciones

Información sobre desgravaciones

Desde el año 2015 ¡las donaciones que hagas a cualquier ONG desgravan más!, tanto si lo haces como persona física o a través de una empresa. Así puedes decidir aportar un donativo mayor a ONG sin que te cueste más dinero, lo que hará que dispongan de más fondos para cumplir su objetivo social logrando un mayor impacto.

El porcentaje de deducción del impuesto de sociedades era del 25% en personas físicas y del 35% personas jurídicas (empresas) hasta 2015. En 2015 este porcentaje aumentó hasta el 27,5 en personas físicas e incluso hasta el 32,5% si llevas desde 2013 donando a una misma ONG, y el 37,5% personas jurídicas si has donado una cantidad igual o mayor desde al menos el año 2013 a la misma ONG.

A partir de 2016 el porcentaje es del 30% o 35% en personas físicas y del 40% para personas jurídicas, y las cantidades no deducidas se pueden aplicar en los periodos impositivos que concluyan en los 10 años inmediatos y sucesivos.

Tanto en el caso de personas físicas como de personas jurídicas (empresas), el límite para desgravarse es del 10% de la base liquidable del impuesto correspondiente (IRPF en el caso de personas físicas e IS en el caso de personas jurídicas)

De esta forma, hermanar un niño aportando 50 euros al mes = 600 euros al año, con la recuperación del 27,5 se queda en 435 euros anuales o 36,25 euros al mes.

Y el año que viene recuperando el 30% de los 600 euros, se queda en 420 euros anuales de ayuda o 35 euros al mes.

Y si ya nos has estado ayudando desde 2013, en 2016 recuperas 210 euros y aportas 390 euros anuales que son unos 32,5 euros al mes.